La importancia de los observadores

Quienes llevamos tiempo trabajando para favorecer una adecuada convivencia escolar venimos diciendo desde hace años que tan importante como aplicar la normativa es crear las condiciones para que los casos de alteración de la convivencia no se produzcan o, si se producen, se detecten a tiempo y se pueda intervenir de manera ágil y eficaz sobre ellos.
En el contexto escolar tan importante como el hecho de que en ocasiones haya alumnos que infringen la normativa es el hecho de que hay muchos más que lo observan, que son testigos muchas veces mudos. De hecho en muchas ocasiones el alumno infractor precisamente lo que busca es ser visto por sus compañeros para de esta forma tener un estatus de dominio sobre el resto de sus compañeros.
Nuestra idea es dar la vuelta a esa percepción. Si el alumno infractor sabe que además de ser observado en cualquier momento puede ser puesto en evidencia por cualquiera sin que él sepa de quién se trata, se verá acorralado y en una posición de debilidad dado que cualquiera puede denunciarlo de forma secreta ante la Dirección del centro, quién podrá articular las medidas oportunas.
De hecho la reciente campaña contra el acoso escolar que se ha difundido en los medios de comunicación titulada “Se buscan valientes” apunta en esta misma dirección.
Quienes queremos un ambiente escolar seguro, sano y feliz somos más, y juntos somos más fuertes. Utilicemos nuestras herramientas, y sobre todo nuestra inteligencia, para impedir que nos arrinconen.